( Filosofía ......................................................... o Algo Así )

Filosofía, para mi, solo es un formato estructural más, uno como cualquier otro, como los tantos que vos tenés, quizás sin saberlo. Para mi, es solo una estructura que ayuda a tanta desestructura que me abunda.
Es como un "recuerdo", tal vez olvidable...¿quién sabe?. No entiendo y entiendo por qué tanto terror, tanta fobia, tanto espanto y finalmente Miedo ante éstos formatos (Sistema Filosofía) que no son muy diferentes de "otros" -por ejemplo: "Lo estético y su goce".
En fin... sigamos en la utopía de la "libertad", sigamos niños y tal vez ciegos.

Por suerte, y soy privilegiada,
gozo de todas las manifestaciones de lo humano.







16.5.10

Filosofía Aquí y ahora III (Tercera Temporada) 7- Los caudillos del interior federal

El siguiente texto es una transcripción literal de lo expuesto oralmente por J.P Feinmann en el programa de TV. "Filosofía Aquí y Ahora", Tercera Temporada.



Encuentro Nº 7: Los caudillos del Interior Federal

Durante el siglo XIX los intentos de Buenos Aires por consolidar su hegemonía en el resto del país, determinan en las provincias el surgimiento de movimientos de resistencia encabezados por caudillos. Uno de los más importantes es Felipe Varela, el quijote de los andes, quien nace en 1821 en Huaycama, provincia de Catamarca. Varela se desempeña como oficial de la Confederación urquicista. Y es uno de los que más encarnizadamente defiende la causa del Federalismo, luego de la victoria de Buenos Aires, en la batalla de Pavón en 1861.
Crítico implacable de la guerra del Paraguay y del gobierno de Mitre, lanza su proclama en diciembre de 1866. Un año más tarde es derrotado por los Taboada en la batalla de Pozo de Vargas. Y en enero de 1868 da a conocer, en Bolivia, su Manifiesto. Allí plasma los principales lineamientos de su proyecto político bajo el lema: Viva la unión americana. Ese mismo año se instala definitivamente en Chile.
Enfermo de Tisis, muere el 4 de junio de 1870.



1- La Proclama de Felipe Varela.

Este es nuestro Encuentro número siete: “Los caudillos del Interior Federal”.
¿Quiénes son estos caudillos?
Bueno, han venido desde el comienzo de nuestra historia: Francisco Ramírez, Estanislao López, los que ataron sus cabalgaduras en la pirámide de mayo, en el año veinte, llamado por eso El año de la Anarquía… Pero fundamentalmente, nosotros vamos a hablar de un caudillo muy interesante que es Felipe Varela. Felipe Varela, también llamado El quijote de los Andes, era un caudillo que confiaba mucho en que Urquiza se levantara en armas contra Mitre. Si Urquiza se levantara en armas contra Mitre, Varela pensaba que, teniendo Mitre tantos problemas con la guerra del Paraguay, en al que le iba muy, muy mal, las montoneras del interior mediterráneo, que eran las que comandaba Varela, mas el desgaste del ejército mitrista, en la guerra del Paraguay, más el esperado levantamiento de Justo José de Urquiza, podrían converger en un avance triunfal sobre Buenos Aires.

Sobre Felipe Varela hay una zamba muy conocida que es: La Felipe Varela… “Porque Felipe Varela matando viene y se va”. Hay una versión federal que dice: “Porque Felipe Varela nunca mató por matar”. La versión unitaria insiste en decir: “Lo echaron a la frontera. De ahí no habrá de volver”. Y la versión federal dice: “Lo echaron a la frontera. Seguro que ha de volver”.

En 1866 Felipe Varela lanza una proclama. Es muy interesante esto, porque para esta historia del pensamiento argentino que nosotros estamos haciendo, los caudillos federales no tienen grandes textos porque no eran gente ilustrada. Los que tienen los grandes textos son los hombres de la elite de Buenos Aires porque son los que reciben la cultura europea, los que leen los grandes libros europeos. Y escriben, en consecuencia, los libros que explican cómo hay que complementarse a Europa para que el país salga adelante.
En cambio, los caudillos del interior argentino, que son una expresión muy interesante de este país porque no se dieron en otro país, o se dieron muy escasamente. Pero aquí hubo grandes caudillos federales. Grandes figuras. Honestos, guerreros, que han pensado su praxis guerrera. Pero la han pensado sin tener detrás a un Adam Smith, por ejemplo.
Cuando Juan Bautista Alberdi escribe sus Estudios económicos… Los Estudios económicos de Juan Bautista Alberdi son casi una glosa de Las riquezas de las naciones de Adam Smith. Es decir, Alberdi escribe, y a través de Alberdi, es Adam Smith quien escribe, quien nos está diciendo: “Nosotros no los queremos a ustedes los argentinos, como una colonia de Inglaterra. Lo que queremos nosotros con ustedes es comerciar. Después ustedes sean libres. Tengan bandera, tengan puerto, tengan gobierno… Nosotros queremos comerciar”. Y bueno, Alberdi entonces, que ha leído a Adam Smith, destila ese programa, digamos. Que, básicamente, como dice Smith, Inglaterra tiene que ser el taller del mundo. Y el resto del mundo tiene que ser el granero del mundo de Inglaterra… Tal como la generación del 80, muy orgullosa, va a decir: “Somos el granero del mundo”. Que era exactamente lo que Inglaterra quería.

Pero Varela… ¿Qué tiene que hacer Varela? Tiene que justificar el proteccionismo.
Porque si Buenos Aires quiere el librecambio, es porque Buenos Aires va a vivir de la introducción de las mercancías de británicas. Si vienen las manufacturas y las mercancías británicas, Buenos Aires se enriquece con ellas. Y le entrega a Gran Bretaña la producción primaria de los campos argentinos. Que es una producción primaria que crece fácil, que es abundante, a la que no hay que agregarle nada.
Pero Varela, tenía en sus pobres provincias una insipiente industria artesanal, que de haber sido protegida, protegida, habría tenido un aceptable desenvolvimiento. Habría hecho de esas provincias… no provincias miserables y pobres, sino provincias con una producción propia, inteligente y totalmente, digamos, autónoma y vendible. Y sobre todo vendible si tenía a Buenos Aires como mercado comprador…. Que no lo tuvo.


2- La razón occidental y la guerra del Paraguay.

Tenemos que ver ahora, un aspecto muy importante del desarrollo de esta parte de América Latina en el siglo XIX: La guerra del Paraguay.
¿Qué pasaba con el Paraguay?
El Paraguay se había cerrado. El Paraguay era proteccionista. El Paraguay no quería comerciar con los grandes centros imperiales. El Paraguay era, lo que Sarmiento llamaba “La China de América”.
China, tampoco habría querido comerciar con el mundo occidental. Pero Inglaterra abrió la China a cañonazos. Esa era el modo en que los ingleses penetraban a algunos lugares. Digamos, si los chinos no querían comerciar con los ingleses, los ingleses entraban a cañonazos. Y así abrieron China al mercado del opio… y bue, ese es otro tema…
Pero, Paraguay era para Sarmiento “La China de América”, porque Francisco Solano López, hijo del doctor Francia, había decidido hacer un territorio proteccionista. Pero, con enorme inteligencia había traído técnicos extranjeros, técnicos europeos. Y los había puesto al servicio de ese proyecto nacional proteccionista que tenía el Paraguay.
En consecuencia, a diferencia de Juan Manuel de Rosas, que le tenía alergia a los gringos, Francisco Solano López hizo educar a su hijo en Europa, y trajo técnicos europeos para ayudarlo a desarrollar el Paraguay.
¿Qué pasa con el Paraguay?
En el Paraguay pasa que hay astilleros. Que se forja el hierro. Que hay un desarrollo ya de una enorme autonomía. Hay barcos. Hay armas, que se fabrican. Hay fundiciones. Y hay mucho algodón. La materia prima que tiene el Paraguay es el algodón. Inglaterra, indudable, como Inglaterra veía el mapa del mundo como hay lo ve Estados Unidos. Inglaterra, que ya no tenía algodón porque el sur norteamericano había sido derrotado, ve que hay mucho algodón en el Paraguay. Entonces dice: “Señores, queremos el algodón del Paraguay”. Pero los paraguayos como son proteccionistas no se lo quieren dar. Entonces la banca británica dice: “Hay que hacer una guerra ahí”. Y une a Mitre, los uruguayos y los brasileños. Y se declara la guerra de la Triple Alianza. “Hay que entrar con la Razón occidental, el progreso y la civilización en el hermético Paraguay. En el barbárico Paraguay. En esa China de América”. Efectivamente, entra, destrozan todo, entran destrozan todo –como dije en otro programa, hay 800.000 barones muertos- y finalmente ahí sí Paraguay queda entregado a la voracidad de el capital británico, que se lleva todo lo que necesita, y también los brasileños… los que menos se llevan son los argentinos.

Bien. Los caudillos, del interior mediterráneo, como Felipe Varela, se dan cuenta que ese proteccionismo de Francisco Solano López, es el que ellos tienen que proponer para sus propias economías. Entonces surge una idea. Surge una Filosofía. Surge un Pensamiento. Lo hayan expresado o no. Lo hayan escrito o no. Surge por primera vez el pensamiento de la Unidad de América Latina. Entonces, lo que expresa “El quijote de los Andes”, el gaucho, seguramente no muy culto, Felipe Varela, es que: América o se une, y presenta ante Europa un bloque unitario, macizo… o es totalmente derrotada por las oligarquías locales que comercian con Inglaterra. Y se produce lo que llamamos la diseminación, podríamos decir, la reconstrucción de América Latina.
La guerra del Paraguay es conceptualmente “El Vietnam del siglo XIX”, es una masacre. Es una masacre terrible. Negada, por supuesto, por la historia oficial… -que ya no existe la historia oficial. Nos reímos de la historia oficial. Es decir, ya nadie cree en es paparrucha que crearon basándose en los libros de historia de Mitre y algunos de Sarmiento… ¡No, no, no!- No hay más historia oficial.
Lo que hay para nosotros es, claramente, un proyecto imperial que entra en la Argentina a través de la elite culta de Buenos Aires. Como había que integrar al Paraguay a ese proyecto, se decide hacerle una guerra de exterminio. Una guerra de exterminio. Entonces, se consigue exterminar al Paraguay. Y al exterminar al Paraguay, el Paraguay, claro, se integra, se integra con nada, se integra derrotado.

Lo que existe –y esto no es revisionismo histórico- es la racionalidad tecnocapitalista que Heidegger analiza al estudiar a Descartes, que, a través del capital británico y a través de la unión de las oligarquías nativas de los países colonizados, derrotan a sus elementos autónomos, a sus elementos barbáricos, para ellos, es decir, todos los caudillos, toda la gente del interior… Y son las elites, es decir, las clases cultas de las grandes ciudades, las que imponen su poder sobre el resto de la nación para comerciar con el Imperio.


3- El coloniaje doméstico.

Ya en el año 1866, Felipe Varela había lanzado una proclama para los pueblos del interior, en la cual los convocaba a unirse a su lucha. Esa proclama en uno de sus párrafos decisivos decía: “Ser porteño…” –ustedes observen la claridad conceptual con que se expresa Varela- “Ser porteño es ser ciudadano exclusivista, y ser provinciano es ser mendigo sin patria, sin libertad, sin derecho…”. Lo leo de nuevo: “Ser porteño es ser ciudadano exclusivista, y ser provinciano es ser mendigo sin patria, sin libertad, sin derecho…”.
Este lenguaje lo va a tomar José Hernández en el Martín Fierro. Este lenguaje de dureza frente a Buenos Aires, en que Martín Fierro para expresar a los gauchos, les dice a los puebleros cómo se siente, cómo se siente el gaucho ante el poder de Buenos Aires.

Luego de esta proclama, Felipe Varela, en un paso más ambicioso, y conceptualmente más ambicioso…
-Yo creo que el Manifiesto de Felipe Varela es uno de los textos más importantes del pensamiento argentino, aunque muchos me digan: “Pero si ese era un caudillo ignorante…”. ¡No tiene nada que ver, no tiene nada que ver! Lo que él expresa ahí es una realidad fundante de este país-.
Va a desarrollar esa proclama, en el famoso Manifiesto de Felipe Varela. En ese manifiesto Varela, igual que Bolívar, igual que Bolívar, propone el proyecto político, político-filosófico de la Unión Americana. La Unión Americana postula que, solo una América unida va a ser una América fuerte.
No en vano, la diplomacia británica y las elites dominantes en cada uno de los países de América Latina, se opuso a este proyecto. Y así es lo que determina que se produzca esta –como dije- esta diseminación, deconstrucción o, como se solía decir “balcanización de América Latina”.
Felipe Varela habrá sido un gaucho ignorante pero había leído a Juan Bautista Alberdi. Lo había leído muy bien a Juan Bautista Alberdi, porque lo cita varias veces y lo utiliza muy adecuadamente. Entonces, habiendo leído a Juan Bautista Alberdi dice: “Buenos Aires es la metrópolis de la República. Buenos Aires es esa ciudad que coloniza al resto del país. Así como América colonizaba a Buenos Aires y a todo el resto del país. La colonización se ha trasladado de Madrid o de Cádiz hacia Buenos Aires. Ahora la potencia colonizadora es Buenos Aires”.

No deberá asombrarnos, entonces, que para Felipe Varela, la Revolución de Mayo sea la guerra de 1810.
¿Qué es la guerra de 1810?
Es la guerra que Buenos Aires emprende contra las provincias. Así es interpretada por las provincias las Revolución de Mayo: Como una guerra de los porteños contra las provincias. Porque así la interpreta Alberdi. Y Alberdi es el maestro de Felipe Varela, quien tiene a un ilustre maestro, porque Alberdi era un pensador excepcional. Es el más grande pensador político que tiene este país.
Entonces, ¿Qué es lo que dice Varela? Que en la República Argentina hay un coloniaje, que podríamos llamarlo doméstico, un coloniaje republicano, un coloniaje que aquellos que dicen representar la República -O sea, la gente de Buenos Aires, la elite de Buenos Aires- ejerce sobre el resto del país.

Derrotado el Paraguay. Derrotado Juan Saá en San Luis. Varela queda prácticamente aislado. Y tiene que dar su batalla contra los hermanos Tabeada, que eran santiagueños al servicio de Mitre. La batalla se da en el Pozo de Vargas. Y es famosa la anécdota en la cual, cuando los hermanos necesitan ganar la batalla porque no la van ganando, le hacen tocar a la banda de su ejército una zamacueca. Y eso entona a los soldados de los Taboada. Y se produce la derrota de Felipe Varela en Pozo de Vargas. Y Varela se exilia. Y esta derrota es la del último gran caudillo argentino.


4- El poder de Buenos Aires.

Esta interpretación que nosotros estamos dando de nuestra historia, y del pensamiento de nuestra historia, es precisamente la interpretación compleja. No es la interpretación simple. La interpretación simple es la que da Buenos Aires a través de los textos de Bartolomé Mitre y de Sarmiento, y los textos tradicionales de la generación del 80… y luego los manuales escolares ¿No? Que trazan la epopeya de la gran ciudad de Buenos Aires que se adueña del país.
Nuestra visión es mucho más compleja. No es revisionista. Nosotros no queremos revisar esa historia porque esa historia está muerta. Esa versión de la historia está muerta. ¡No la queremos revisar! Hemos ido mucho más allá. No queremos revisar un cadáver, como es la versión liberal de la historia.
Lo que queremos es instituir, establecer, trazar una interpretación compleja de nuestra historia, que abarque todo nuestro país y que le de peso a todos los sectores que realmente lo tuvieron en la constitución de este país. Aún a los derrotados. Porque lo que se ha contado es la historia de los vencedores. Y la historia de los vencedores si no contamos la historia de los vencidos, estamos contando solamente una parte. La que siempre se cuenta. La de los que ganaron.

Ahora, hubo otros hombres como: Navarro Viola, Guido Spano, Olegario Andrade, los llamados “Los hombres de Paraná”, José Rafael Hernández, que escribieron contra la guerra del Paraguay y contra la política de Buenos Aires.

La guerra del Paraguay parte de la fanfarronada típicamente mitrista que les dice a la juventud dorada de la burguesía porteña, porque después van a formar la liga patriótica de Manuel Carlés, en el siglo XX,… estemm les dice: “Bueno, ¡A las armas! En 3 días en los cuarteles. En 3 semanas en el frente. En tres meses en la Asunción”. Y la guerra duró 5 años. Esas eran las predicciones de Mitre.

Ahora bien, qué dice Guido Spano sobre la batalla de Pavón. Guido Spano dice que “La batalla de Pavón implicó la ruina y el desquicio para las provincias y la riqueza y el poder para Buenos Aires”. En efecto, porque en esa batalla Urquiza le entrega el Federalismo a Buenos Aires. Así, directamente. El gran traidor de nuestra historia. El hombre que traicionó a la causa del Federalismo.
Andrade, va a también hablar del monopolio que Buenos Aires ejerce sobre el puerto y sobre la aduana. Porque aquí lo que está en juego es que: Buenos Aires quiere ser el puerto único y quiere tener el dominio total sobre ese puerto y sobre la aduana. Y las rentas aduaneras eran la enorme riqueza que se podía conseguir en el país, y Buenos Aires quiere ser la dueña de la aduana por todo el tiempo que sea necesario.

La guerra civil que Buenos Aires lleva al interior, no solo da la espalda a los intereses del interior sino que es una guerra civil destinada a aniquilar por completo las resistencias del interior.
Buenos Aires aniquiló tres tipos de resistencias:
Las resistencias de los gauchos federales.
La molestia de los negros, a los que mandó a morir a la guerra del Paraguay.
Y la molestia de los Indios, a los cuales exterminó en la llamada “Segunda conquista de América”, que realizó el general Julio Argentino Roca.
Entonces, despobló el país. La clase ilustrada de Buenos Aires despobló el país porque los mató a todos. Mató a los gauchos Federales. Mató a los negros. Mató a los Indios.
Entonces, lo tuvo que poblar de nuevo.
Para poblarlo de nuevo tuvo que traer a los inmigrantes. A los que llamó “La chusma ultramarina”. Que llegaron a Buenos Aires siendo muy pobres, necesitando trabajar. Y este trabajo, este trabajo que los vencedores del Federalismo le quieren dar a los inmigrantes, lo había pedido antes un defensor de los gauchos. José Hernández en el Martín Fierro pide trabajo para sus gauchos. Dice que el gaucho… -no lo dice así- pero el gaucho en realidad para las estancias, los campos, es una mano de obra barata y calificada, porque nadie conoce como el gaucho la tierra que tiene que trabajar… y poco hay que pagarle al gaucho.
Eso es lo que demuestra el Martín Fierro.
El Martín Fierro demuestra en su primera parte que el gaucho no tiene destino en el sistema que se ha establecido en el país. Y en su segunda parte, demuestra que los gauchos se pueden integrar al sistema de Buenos Aires y les da los consejos a los gauchos para hacerlo: “Obedezca el que obedece y será bueno el que manda”.

Hasta luego.

.

.






Acerca de mí

Algunos Datos del Canal Encuentro

Filosofía aquí y ahora I (Primera Temporada) 2008





Datos del programa





Sinopsis





La televisión y la filosofía no forman una pareja habitual, pero el filósofo, escritor y guionista de cine José Pablo Feinmann enfrenta el desafío de abordar esta disciplina en profundidad y con un lenguaje accesible. La intención es doble; no sólo se propone revisar las preguntas fundamentales que formularon grandes filósofos, como Descartes, Kant, Hegel, Heidegger, Marx o Sartre, sino también permitir que la reflexión filosófica aflore como una actitud ante el mundo que nos rodea.





Conducción



José Pablo Feinmann






Capítulos Transcriptos





Filosofía Aquí y Ahora I (Primera Temporada)







* Primer Capítulo



* Segundo Capítulo -Descartes-



* Tercer Capítulo -Descartes-



* Cuarto Capítulo -Kant-



* Quinto Capítulo -Kant, la experiencia posible y la experiencia imposible-



* Sexto Capítulo -Hegel, el sujeto absoluto y la consolidación de la burguesía europea-



* Séptimo Capítulo -Hegel, dialéctica del amo y el esclavo-

* Octavo Capítulo -Filosofía y praxis-



* Noveno Capítulo -La modernidad desbocada-



* Décimo Capítulo -El capital-



* Décimo Primer Capítulo -Nietzsche, vida y voluntad de poder-



* Décimo Segundo Capítulo -Nietzsche: "Dios ha muerto"-



* Décimo Tercer Capítulo -Derivaciones de Nietzsche-



-------------------------------------------------------

Filosofía Aquí y Ahora II (Segunda Temporada) 2009

Sinopsis:

La televisión y la filosofía no forman una pareja habitual, pero el filósofo, escritor y guionista de cine José Pablo Feinmann enfrenta el desafío de abordar esta disciplina en profundidad y con un lenguaje accesible. La intención es doble; no solo se propone revisar las preguntas fundamentales que formularon grandes filósofos, como Descartes, Kant, Hegel, Heidegger, Marx o Sartre, sino también permitir que la reflexión filosófica aflore como una actitud ante el mundo que nos rodea.



Conducción: José Pablo Feinmann

Capítulos Transcriptos

* Lunes 06/04: Encuentro 1 - Heidegger, "ser y tiempo"

* Lunes 13/04: Encuentro 2 - El Dasein y sus posibles

* Lunes 20/04: Encuentro 3 - Auschwitz y la Filosofía

* Lunes 27/04: Encuentro 4 - El ser-para-la-muerte

* Lunes 04/05: Encuentro 5 - Heidegger y el nazismo

* Lunes 11/05: Encuentro 6 - Sartre, el hombre y las cosas

* Lunes 18/05: Encuentro 7 - Sartre: el ser en-sí y el ser para-sí

* Lunes 25/05: Encuentro 8 - La libertad como fundamento del ser

*Lunes 01/06: Encuentro 9 - La filosofía latinoamericana

*Lunes 08/06: Encuentro 10 - Alberdi: El fragmento preliminar

*Lunes 15/06: Encuentro 11 - Foucault

*Lunes 22/06: Encuentro 12 - Foucault (II)

*Lunes 29/06: Encuentro 13 - Los posmodernos



-------------------------------------------------------



Links Videos

Heidegger: Ser y Tiempo



http://www.encuentro.gov.ar/nota-2798-Video-Heidegger--Ser-y-tiempo.html

Adorno y Horkheimer: Auschwitz y la filosofía

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2797-Video-Adorno-y-Horkheimer--Auschwitz-y-la-filosofia.html

Heidegger: La muerte

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2799-Video-Heidegger-La-muerte.html

Sartre: Lo que elegimos ser

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2563-Video-Sartre--Lo-que-elegimos-ser.html

Sartre: Conciencia intencional

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2917-Video-Sartre--Conciencia-intencional.html

Sartre: Nuevo sujeto de la historia

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2918-Video-Sartre-Nuevo-sujeto-de-la-historia.html

Filosofía Latinoamericana

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2923-Video-Filosofia-latinoamericana.html

-------------------------------------------------------

Filosofía, aquí y ahora III (2010)

Sinópsis:

En la tercera temporada de esta serie, José Pablo Feinmann desarrolla clases magistrales de Filosofía argentina en el marco del Bicentenario. Apoyado en gráfica e imágnes de archivo, despliega las ideas que fueron desarrolladas por grandes pensadores en estos doscientos años de configuración nacional.

Conducción: José Pablo Feinmann

El programa se emite por Canal Encuenro los Jueves a las 21.00 hs.

Capítulos:

*Jueves 01/04: El Iluminismo y la Revolución de Mayo

*Jueves 08/04: El Plan de Operaciones

*Jueves 15/04: Alberdi y la Revolución de Mayo

*Jueves 22/04: Cartas a Lavalle

*Jueves 29/04: Esteban Echeverría: El Matadero

*Jueves 6/05 : Sarmiento en Chile

Repeticiones:

Jueves: 05:00

Viernes: 17:00

Sábados: 00:00

Domingos: 19:00

Lunes: 10:00

-----------------------------------------------------------

La vida según Galeano: Canal Encuentro 2008

Encuentro presenta un ciclo conducido por el escritor uruguayo Eduardo Galeano, recientemente distiguido como el primer Ciudadano Ilustre del Mercosur, donde nos acerca su personal mirada sobre Latinoamérica y el mundo.





El escritor compartirá con la audiencia ideas, relatos y varios de sus textos que recuperan historias y voces de los pueblos Latinoamericanos, ventanas hechas de palabras que nos permiten pensar pasado, presente y futuro de nuestro continente.

El consagrado escritor Eduardo Galeano nos acerca su particular manera de ver Latinoamérica y el mundo. Sus breves y contundentes relatos, van desde pequeños detalles hasta los grandes planteos que enfrenta la humanidad actualmente. El recorrido no tiene límites, la guía es la sinceridad y el asombro por los seres y las cosas.

Link La vida según Galeano - Ciclo Canal Encuentro-http://www.encuentro.gov.ar/Content.aspx?Id=2296



Link Videos de La Vida según Galeano

http://www.encuentro.gov.ar/Mediateca.aspx?Id=7

Los capítulos transcriptos son:



* Mujeres

* Niños

* Los primeros americanos

* Amares

* Los Nadies

* El Miedo manda