( Filosofía ......................................................... o Algo Así )

Filosofía, para mi, solo es un formato estructural más, uno como cualquier otro, como los tantos que vos tenés, quizás sin saberlo. Para mi, es solo una estructura que ayuda a tanta desestructura que me abunda.
Es como un "recuerdo", tal vez olvidable...¿quién sabe?. No entiendo y entiendo por qué tanto terror, tanta fobia, tanto espanto y finalmente Miedo ante éstos formatos (Sistema Filosofía) que no son muy diferentes de "otros" -por ejemplo: "Lo estético y su goce".
En fin... sigamos en la utopía de la "libertad", sigamos niños y tal vez ciegos.

Por suerte, y soy privilegiada,
gozo de todas las manifestaciones de lo humano.







26.1.09

Roberto Juarroz - Poesía Vertical 20-40-51-77 (1963)

.
50
.
Los recuerdos saltan desde los ojos
como colores desde la jaula de una luz
que no admite más que el blanco,
se van a picotear las mejillas
de algunas cosas que andan perdidas por el mundo
y retornan, otra vez por los ojos,
a su selva de molicie y respaldos.
.
Pero hay uno, un recuerdo o tatuaje,
que no quiere pasar de nuevo por los ojos
y se queda dando vueltas como un éxodo mudo,
ojo él mismo, flotando hacia ninguna parte,
memoria que ha abolido el pasado.
.
¿No llegará la noche, o quizá algo más hondo,
a formarle otro cuerpo, otra privada selva
de minúsculos signos,
donde pueda, sin tiempo, su alucinante pérdida
ser un sitio ya inmóvil entre manos amantes?
.
.
40
.
El genio del olvido
ejecuta la partitura del olvido
en el teclado de la memoria.
.
Es el príncipe o monarca
no reconocido
por el régimen de fuerza del recuerdo.
.
La partitura del recuerdo
no necesita a nadie que la ejecute.
La partitura del recuerdo
puede ser ejecutada por el viento.
.
La obra del olvido
prueba que recordar es fácil
y olvidar difícil.
.
El olvido se acumula
como un anillo de fondo en las raíces.
El recuerdo no es más que un sueño
especialmente pesado
del olvido.
.
.
51
.
Tu ausencia es el borde
de una pared que detiene al viento
y fabrica con él dos largos túneles
de cuyo fondo volverán tus ojos.
Tu ausencia me suelta
una piel imposible,
que sólo viviría
en la temperatura que se fue con tus manos.
Y en cambio me ata
esta piel que me aprieta los tobillos
y me desemboca locamente
en el costado fiel del corazón.
.
Tu ausencia me hace llover encima mío
el espacio que queda entre la lluvia.
.
.
77
.
En una noche que debió ser lluvia
o en el muelle de un puerto tal vez inexistente
o en una tarde clara, sentado a una mesa sin nadie,
se me cayó una parte mía.
No ha dejado ningún hueco.
Es más: pareciera algo que ha llegado
y no algo que se ha ido.
Pero ahora,
en las noches sin lluvia,
en las ciudades sin muelles,
en las mesas sin tardes,
me siento de repente mucho más solo
y no me animo a palparme,
aunque todo parezca estar en su sitio,
quizá todavía un poco más que antes.
Y sospecho que hubiera sido preferible
quedarme en aquella perdida parte mía
y no en este casi todo
que aún sigue sin caer.
.

21.1.09

Roberto Juarroz - Poesía Vertical 1-9-51 (1958)

.
1
.
Una red de mirada
mantiene unido al mundo,
no lo deja caerse.
Y aunque yo no sepa qué pasa con los ciegos,
mis ojos van a apoyarse en una espalda
que puede ser de dios.
Sin embargo,
ellos buscan otra red, otro hilo,
que anda cerrando ojos con un traje prestado
y descuelga una lluvia ya sin suelo ni cielo.
Mis ojos buscan eso
que nos hace sacarnos los zapatos
para ver si hay algo más sosteniéndonos debajo
o inventar un pájaro
para averiguar si existe el aire
o crear un mundo
para saber si hay dios
o ponernos el sombrero
para comprobar que existimos.
.
.
9
.
Pienso que en este momento
tal vez nadie en el universo piensa en mí,
que solo yo me pienso,
y si ahora muriese,
nadie, ni yo, me pensaría.
.
Y aquí empieza el abismo,
como cuando me duermo.
Soy mi propio sostén y me lo quito.
Contribuyo a tapizar de ausencia todo.
.
Tal vez sea por esto
que pensar en un hombre
se parece a salvarlo.
.
.
51
.
Algún día encontraré una palabra
que penetre en tu vientre y lo fecunde,
que se pare en tu seno
como una mano abierta y cerrada al mismo tiempo.
.
Hallaré una palabra
que detenga tu cuerpo y lo dé vuelta,
que contenga tu cuerpo
y abra tus ojos como un dios sin nubes
y te use tu saliva
y te doble las piernas.
Tú tal vez no la escuches
o tal vez no la comprendas.
No será necesario.
Irá por tu interior como una rueda
recorriéndote al fin de punta
a punta, mujer mía y no mía,
y no se detendrá ni cuando mueras.
.
.

17.1.09

God's acre (Camposanto) - Conrad Aiken

.
.

God's acre
Conrad (Potter) Aiken
.
In Memory Of. In Fondest Recollection Of.
In Loving Memory Of. In Fond
Remembrance. Died in October. Died at Sea.
Who died at sea? The ñame of the seaport
Escapes her, gone, blown with the eastwind, over
The tombs and yews, into the apple orchard,
Over the road, where gleams a wagon-top,
And gone. The eastwind gallops up from sea
Bringing salt and gulls. The marsh smell, too,
Strong in September; mud and reeds, the reeds
Rattling like bones.
.
She shifts the grass-clipper
From right to left hand, clips and clips the grass.
The broken column, carefully broken, on which
The blackbird hen is laughing - in fondest memory.
Burden! Who was this Burden, to be remembered?
Or Potter? The Potter rejected by the Pot.
'Here lies Josephus Burden, who departed
This life the fourth of August, nineteen hundred.
"And He Said Come." ' Joseph Burden, forty,
Gross, ribald, with strong hands on which grew hair,
And red ears kinked with, hair, and northblue eyes
Held in one hand a hammer, in the other
A nail. He drove the nail... This was enough?
Or — also — did he love?
She changes back
The clipper. The blades are dull. The grass is wet
And gums the blades. In Loving Recollection.
Four chains, heavy, hang round the vault. What chance
For skeletons? The dead men rise at night,
Rattle the links. 'Too heavy! can't be budged...
Try once again — together NOW!... no use.'
They sit in moonless shadow, gently talking.
'Oíd Jones it must have been, who made those chains.
I'd like to see him lift thern now!'... The owl
That hunts in Wickham Wood comes over, mewing.
'An owl,' says one. 'Most likely,' says another.
They turn grey heads.
.
The seawind brings a breaking
Bell sound among the yews and tombstones, ringing
The twisted whorls of bronze on sunlit stones.
Sacred... memory... affectionate... O God
What travesty is this — the blackbird soils
The broken column; the worm at work in the skull
Feasts on medulla; and the lewd thrush cracks
A snailshell on the vault. He died on shipboard -
Sea-burial, then, were better?
.
On her knees
She clips and clips, kneeling against the sod,
Holding the world between her two knees, pondering
Downward, as if her thought, like men or apples,
Fell ripely into earth. Seablue, her eyes
Turn to the sea. Sea-gulls are scavengers,
Cruel of face, but lovely. By the dykes
The reeds rattle, leaping in eastwind, rattling
Like bones. In Fond Remembrance Of. O God,
That Ufe is what it is, and does not change.
You there in earth, and I above you kneeling.
You dead, and I alive.
.
She prods a plantain
Of too ambitious root. That largest yew-tree,
Clutching the hill —
.
She rises from stiff knees,
Stiffly, and treads the pebble path, that leads
Downward, to sea and town. The marsh smell comes
Healthy and salt, and filis her nostrils. Reeds
Dance in the eastwind, rattling; warblers dart
Flashing, from swaying reed to reed, and sing.
.
Camposanto
.
A la memoria de. En recuerdo de.
En memoria del muy amado. En su
Recuerdo. Muerto en octubre. Muerto en el mar.
¿Quién se murió en el mar? El nombre de aquel puerto
Se le escapa, arrastrado por el viento del este,
Sobre tumbas y tejos, voló entre los manzanos,
Sobre el camino, donde reluce una carreta,
Y se fue. Desde el mar trota el viento del este
Con sal y con gaviotas. La marisma, además,
Huele fuerte en septiembre, juncos y fango, juncos
Crujiendo como huesos.
.
Se pasa las tijeras de podar
De una mano a la otra, poda y poda la hierba.
La columna truncada, truncada con cuidado, donde
Se ríe el mirlo hembra — a la memoria de.
¡Burden! ¿Quién fue este Burden que hemos de recordar?
¿O Potter, ese Potter rehusado por el pote?
«Aquí yace Josephus Burden, que abandonó
Este mundo el cuatro de agosto, mil novecientos.
"Y Dios le dijo: ven."» Josephus Burden, de cuarenta,
Irreverente, grueso, manos fuertes, peludas,
Y orejas rojas retorcidas, con pelo, y de ojos azul norte,
En una mano un martillo, en la otra
Un clavo. Lo clavó... ¿Fue suficiente?
¿O es que también amó?
.
Se cambia
De mano las tijeras. No cortan. La hierba está mojada
Y se pega a los filos. A la memoria de.
Cuatro cadenas cercan la cripta, muy pesadas. ¿Qué posibilidades
Tienen los esqueletos? Los muertos salen por la noche,
Hacen sonar los eslabones. «¡Demasiado pesadas! No se pueden mover...
Otra vez, todos juntos. ¡AHORA!... Es imposible.»
Se sientan en lo oscuro, sin luna, hablan tranquilamente.
«Fue el viejo Jones, sin duda, quien hizo estas cadenas.
¡Me gustaría verlo ahora levantarlas!...» El buho
Que caza en Wickham Wood viene a ver, y maulla.
«Un buho», dice uno. «Seguro», dice otro.
Ladean sus cabezas cenicientas.
.
La brisa trae el roto
Sonido de campanas entre tejos y tumbas, hace sonar
Las volutas de bronce en las piedras al sol.
Sagrada... A la memoria... Tu muy querido... Oh Dios,
Cuánta parodia. El mirlo ensucia
La columna truncada; el gusano en el cráneo
Se da un festín de médula; y el impúdico tordo
Tritura un caracol en la cripta. Murió embarcado; entonces,
¿qué mejor que una tumba en el mar?
.
De rodillas,
Mocada contra el césped, poda y poda,
Con el mundo sujeto entre las dos rodillas, medita
Hacía abajo, como si sus pensamientos, tal hombres o manzanas,
Ya maduros cayeran a la tierra. Azul de mar, sus ojos
Se vuelven hacia el mar. Son carroñeras las gaviotas,
De cara cruel, pero al fin bellas. En el embarcadero
Los juncos crujen, moviéndose con el viento del este, crujen
Como huesos. A la memoria de. Dios mío,
La vida es lo que es, y no cambia.
Tú ahí en la tierra, y de rodillas yo encima de ti.
Tú muerto ya, yo viva.
.
Ella pica un llantén
De raíces demasiado ambiciosas. Ese tejo tan grande
Sujeta la colina.
.
Se alza de sus rodillas
Entumecidas, rígidas, pisa el camino de guijarros que baja
Al mar y a la ciudad. El olor a marisma
Sube sano y salado, y llena su nariz. Los juncos bailan
Con el viento del este, crujen; las currucas se cruzan,
Brillando en el vaivén de los juncos, y cantan.

.

Portrait of a girl (Retrato de una muchacha) - Conrad Aiken

.
.

Portrait of a girl
Conrad (Potter) Aiken
.
This is the shape of the leaf, and this of the flower,
And this the pale bole of the tree
Which watches its boughs in a pool of unwavering water
In a land we never shall see.
.
The thrush on the bough is silent, the dew falls softly,
In the evening is hardly a sound.
And the three beautiful pilgrims who come here together
Touch lightly the dust of the ground,
.
Touch it with feet that trouble the dust but as wings do,
Come shyly together, are still,
Like dancers who wait, in a pause of the music, for music
The exquisite silence to fill.
.
This is the thought of the first, and this of the second,
And this the grave thought of the third:
"Linger we thus for a moment, palely expectant,
And silence will end, and the bird
.
"Sing the pure phrase, sweet phrase, clear phrase in the twilight
To fill the blue bell of the world;
.
And we, who on music so leaf like have drifted together,
Leaflike apart shall be whirled
.
Into what but the beauty of silence, silence forever?" . . .
. . . This is the shape of the tree,
And the flower, and the leaf, and the three pale beautiful pilgrims
This is what you are to me.
.
Retrato de una muchacha
.
Esta es la forma de una hoja, y esta la de una flor,
y éste es el pálido tronco de un árbol
que contempla sus ramas en un charco de agua estancada
en una tierra que nunca veremos.
.
El tonto en la rama, silencioso, suave cae el rocío,
en el atardecer casi no hay sonidos...
Y las tres hermosas peregrinas que llegan juntas
tocan ligeramente el polvo del suelo.
.
Lo tocan con pies que apenas turban el polvo, como alas,
tímidas, aparecen juntas, silenciosas,
como bailarinas aguardando en una pausa de la música, la música
que llene el exquisito silencio...
.
Este es el pensamiento de la primera, y éste el de la segunda,
y éste el grave pensamiento de la tercera:
"Nos demoraremos así por un instante, pálidamente expectante,
y el silencio terminará, y el pájaro
.
cantará la pura, dulce, clara frase del crepúsculo
hasta llenar la campana azul del mundo;
.
y nosotras, a quienes la música reunió como a hojas,
como hojas seremos arrastradas.
.
¿Hacia qué sino la belleza del silencio, perpetuo silencio?,,,"
esta es la forma del árbol,
y la flor y la hoja, y las tres hermosas peregrinas pálidas:
eso eres para mí.

.

Goya - (Goya) - Conrad Aiken

.
.
.

Goya
Conrad (Potter) Aiken
.


Goya drew a pig on a wall.
The five-year-old hairdresser’s son
Saw, graved on a silver tray,
The lion; and sunsets were begun.
.
Goya smelt the bull-íight blood.
The pupil of the Carmelite
Gave his hands to a goldsmith, learned
To gild an aureole aright.
.
Goya saw the Puzzel's eyes:
Sang in the street (with a guitar)
And climbed the balcony; but Keats
(Under the halyards) wrote 'Bright star'.
.
Goya saw the Great Slut pick
The chirping human puppets up,
And laugh, with pendulous mountain lip,
And drown them in a corlee cup;
.
Or squeeze their little juices out
In arid hands, insensitive,
To make them gibber... Goya
went Among the catacombs to live.
.
He saw gross Ronyons of the air,
Harelipped and goitered, raped in flight
By hairless pimps, umbrella-winged:
Tumult above Madrid at night.
.
He heard the seconds in his clock
Crack like seeds, divulge, and pour
Abysmal filth of Nothingness
Between the pendulum and the floor:
.
Torrents of dead veins, rotted cells,
Tonsils decayed, and fmgernails:
Dead, hair, dead fur, dead claws, dead skin:
Nostrils and lids; and cauls and veils;
.
And eyes that still, in death, remained
(Unlidded and unlashed) aware
Of the foul core, and, fouler yet,
The región worm that ravins there.
.
Stench flowed out of the second's tick
And Goya swam with it through Space,
Sweating the fetor from his limbs,
And stared upon the unfeatured face
.
That did not see, and sheltered naught,
But was, and is. The second gone,
Goya returned, and drew the face;
And scrawled beneath it, 'This I have known'
.
And drew four slatterns, in an attic,
Heavy, with heads on arms, asleep:
And underscribed it, 'Let them slumber,
Who, if they woke, could only weep'...
.

Goya
.
Goya pintó un cerdo en un muro.
El niño chico del barbero
Grabado vio sobre la plata
El león; y fueron los ocasos.
.
Goya olió la sangre de los toros.
El pupilo de carmelitas
Sus manos dio a un orfebre, supo
Dorar sin tacha una aureola.
.
Goya vio los ojos de la Pucela:
Dio serenatas (con guitarra),
Trepó al balcón; en cambio, Keats
Creó «Bright Star» (bajo las drizas).
.
Goya vio cómo la Gran Puta
Cogía a los gárrulos peleles
Y se reía, belfo laxo,
Y los ahogaba en una taza;
.
Les exprimía sus juguitos
Con manos secas, sin piedad,
hasta escucharlos balbucir. . .
Goya se fue a las catacumbas.
.
Vio a los bastos Roñones por el aire,
Con bocio y leporinos, violados
Por chulos lampiños, vampirialados:
Sobre Madrid, bulla nocturna.
.
Oyó cascarse los segundos
Como semillas, y verter
El sucio abismo del Vacío
Que hay entre el péndulo y el suelo.
.
Ríos de venas muertas, células descompuestas,
Amígdalas podridas, uñas.
Pelo muerto, piel muerta, garras, pelaje, muertos,
Velos, membranas, párpados, narices.
.
Y ojos que todavía, en la muerte, seguían
(San pestañas ni párpados) conscientes
Del puerco centro y, aún más puerco,
El local verme que aún lo arruina.
.
Sabó la peste del tictac.
Con ella fue Goya al Espacio,
Sedando tufo de sus miembros,
Y se paró en la faz sin rasgos,
.
Que no veía ni amparaba,
Pero que era, y que es. Pasó el segundo,
Goya volvió y pintó la cara;
¿pie escribió: «Yo ya lo he visto»...
.
En un desván pintó fulanas,
Gordas, dormidas, ovilladas;
Y al pie anotó: «Mejor que duerman.
Si despertaran, llorarían»...

.

Two coffees in the Español (Dos cafés en el Español) - Conrad Aiken

.
.
.

Two coffees in the Español
Conrad (Potter) Aiken
.
Two coffees in the Español, the last
Bright drops of golden Barsac in a goblet,
Fig paste and candied nuts… Hardy is dead,
And James and Conrad dead, and Shakspere dead,
And old Moore ripens for an obscene grave,
And Yeats for an arid one; and I, and you -
What winding sheet for us, what boards and bricks,
What mummeries, candles, prayers and pious frauds?
You shall be lapped in Syrian scarlet, woman,
And wear your pearls, and your bright bracelets, too,
Your agate ring, and round your neck shall hang
Your dark blue lapis with its specks of gold.
And I, beside you -- ah! But will that be?
For there are dark streams in this dark world, lady,
Gulf Streams and Arctic currrents of the soul;
And I may be, before our consummation
Beds us together, cheek by jowl, in earth,
Swept to another shore, where my white bones
Wil lie unhonored, or defiled by gulls.
.
What dignity can death bestow on us,
Who kiss beneath a streetlamp, or hold hands
Half hidden in a taxi, or replete
With coffee, figs and Barsac make our way
To a dark bedroom in a wormworn house?
The aspidistra guards the door; we enter,
Per aspidistra-then-ad astra-is it?-
And lock ourselves securely in our gloom
And loose ourselves from terror... Here´s my hand,
The white scar on my thumb, and here's my mouth
To stop your murmur; speechless let us lie,
And think of Hardy, Shakspere, Yeats and James;
Comfort our panic hearts with magic names;
Stare at the ceiling, where the taxi lamps
Make ghots of light; and see, beyond this bed,
That other bed in which we will not move;
And, whether joined or separate, will not love.
.
Dos cafés en el español
.
Dos cafés en El Español, las últimas
brillantes gotas de dorado Barsac en una copa,
pasta de higo y garrapiñados... Hardy está muerto,
y James y Conrad muertos, y Shakespeare muerto,
y el viejo Moor madura para una tumba obscena,
y Yeats para una estéril; y yo, y tú
-¿Qué sudarios para nosotros, qué tablas y ladrillos,
qué farsas, velas, preces y piadosos engaños?
Tú estarás envuelta en escarlata de Siria, mujer
y te pondrán tus perlas, y brillantes pulseras
y tu anillo de ágata, y colgará en tu cuello
tu lapislázuli azul con pintas de oro.
Y yo , a tu lado -¡ah! pero ¿será así?
Porque hay oscuras corrientes en este mundo oscuro, señora,
corrientes del Golfo y Árticas del alma;
y yo seré quizás, antes que nuestra consumación
nos acueste juntos, mejilla contra mejilla, bajo la tierra
barrido a otra costa donde mis blancos huesos
yacerán olvidados o profanados por gaviotas.
.
¿Qué dignidad podrá la muerte conferir a nosotros,
que nos besamos bajo un farol en la calle, nos cogemos de las manos
medios ocultos en un taxi o repletos
de café , de higos y Barsac nos dirigimos
a una oscura alcoba en una casa carcomida?
La aspidistra guarda la puerta; entramos,
per aspidiastra –luego ad satra- ¿no es así?
Y nos enllavamos seguros en nuestras tinieblas
nos soltamos del terror... aquí está mi mano,
la cicatriz blanca en mi pulgar, y aquí está mi boca,
para acallar tu rumor, tendidos sin hablar
pensemos en Hardy , Shakespeare, Yeats o James;
calmemos con mágicos nombres nuestro pánico.
Miremos al techo, donde los focos de los taxis
forman espectros de luz, y veamos, más allá de este techo,
aquel otro lecho en que no nos moveremos:
y , junto o separados, no amaremos.
(...)

.

16.1.09

Meeting (Encuentro) - Conrad Aiken

.
.
.
Meeting
Conrad (Potter) Aiken

Why do I look at you? Why do I touch you? What do I seek in you, woman,
That I should to meet you again?
Why must I sound once more your abysmal anothingnees,
And draw up only pain?
Hard, hard, I stare at you watery ayes; yet am not convinced, Now no more than ever before,
That they are only two mirrors reflecting the sky's blank light,
That, and nothing more.
And I press my body against your body, as thoungh I hoped to break
Clean through to another sphere;
And I strive to speak to you with a speech,
beyond my speech,In which all things are clear;
Till exhausted I drown once more in your abysmal nothingnees,
And the cold nothignees of me:
You, laughing and crying in this ridiculous room,
With your had upon my knee;
Crying because you think me perverse and unhappy; and laughing
To find our love so strange;
Our eyes fixed hard on each other in a last blind desperate hope
That the whole world might change.
.
Encuentro
.
¿Por qué te contemplo? ¿Por qué te toco? ¿Qué busco en ti, mujer,
que he de apresurarme para estar contigo una vez más?
¿Por qué debo sondear nuevamente tu nada abisal
Y extraer nada más que dolor?
Fijamente, fijamente miro tus ojos acuosos; pero no quedo más convencido
Ahora que alguna otra vez
De que sólo son dos espejos que reflejan la luz del firmamento,
Eso y nada más.
Y aprieto tu cuerpo contra mi cuerpo como si esperara abrirme una brecha
Directamente a otra esfera;
Y me esfuerzo por hablar contigo con palabras más allá de mí palabra,
En las que todas las cosas son claras,
Hasta que exhausto me hundo una vez más en tu nada abisal
Y la fría nada de mí:
Tú, riendo y llorando en este cuarto ridículo
Con tu mano sobre mi rodilla;
Llorando porque me crees perverso y desdichado; y riendo
Por hallar nuestro amor tan extraño;
Con la vista mutuamente clavada en una última esperanza, ciega y desesperada,
De que el mundo entero cambie. "
.

.






Acerca de mí

Algunos Datos del Canal Encuentro

Filosofía aquí y ahora I (Primera Temporada) 2008





Datos del programa





Sinopsis





La televisión y la filosofía no forman una pareja habitual, pero el filósofo, escritor y guionista de cine José Pablo Feinmann enfrenta el desafío de abordar esta disciplina en profundidad y con un lenguaje accesible. La intención es doble; no sólo se propone revisar las preguntas fundamentales que formularon grandes filósofos, como Descartes, Kant, Hegel, Heidegger, Marx o Sartre, sino también permitir que la reflexión filosófica aflore como una actitud ante el mundo que nos rodea.





Conducción



José Pablo Feinmann






Capítulos Transcriptos





Filosofía Aquí y Ahora I (Primera Temporada)







* Primer Capítulo



* Segundo Capítulo -Descartes-



* Tercer Capítulo -Descartes-



* Cuarto Capítulo -Kant-



* Quinto Capítulo -Kant, la experiencia posible y la experiencia imposible-



* Sexto Capítulo -Hegel, el sujeto absoluto y la consolidación de la burguesía europea-



* Séptimo Capítulo -Hegel, dialéctica del amo y el esclavo-

* Octavo Capítulo -Filosofía y praxis-



* Noveno Capítulo -La modernidad desbocada-



* Décimo Capítulo -El capital-



* Décimo Primer Capítulo -Nietzsche, vida y voluntad de poder-



* Décimo Segundo Capítulo -Nietzsche: "Dios ha muerto"-



* Décimo Tercer Capítulo -Derivaciones de Nietzsche-



-------------------------------------------------------

Filosofía Aquí y Ahora II (Segunda Temporada) 2009

Sinopsis:

La televisión y la filosofía no forman una pareja habitual, pero el filósofo, escritor y guionista de cine José Pablo Feinmann enfrenta el desafío de abordar esta disciplina en profundidad y con un lenguaje accesible. La intención es doble; no solo se propone revisar las preguntas fundamentales que formularon grandes filósofos, como Descartes, Kant, Hegel, Heidegger, Marx o Sartre, sino también permitir que la reflexión filosófica aflore como una actitud ante el mundo que nos rodea.



Conducción: José Pablo Feinmann

Capítulos Transcriptos

* Lunes 06/04: Encuentro 1 - Heidegger, "ser y tiempo"

* Lunes 13/04: Encuentro 2 - El Dasein y sus posibles

* Lunes 20/04: Encuentro 3 - Auschwitz y la Filosofía

* Lunes 27/04: Encuentro 4 - El ser-para-la-muerte

* Lunes 04/05: Encuentro 5 - Heidegger y el nazismo

* Lunes 11/05: Encuentro 6 - Sartre, el hombre y las cosas

* Lunes 18/05: Encuentro 7 - Sartre: el ser en-sí y el ser para-sí

* Lunes 25/05: Encuentro 8 - La libertad como fundamento del ser

*Lunes 01/06: Encuentro 9 - La filosofía latinoamericana

*Lunes 08/06: Encuentro 10 - Alberdi: El fragmento preliminar

*Lunes 15/06: Encuentro 11 - Foucault

*Lunes 22/06: Encuentro 12 - Foucault (II)

*Lunes 29/06: Encuentro 13 - Los posmodernos



-------------------------------------------------------



Links Videos

Heidegger: Ser y Tiempo



http://www.encuentro.gov.ar/nota-2798-Video-Heidegger--Ser-y-tiempo.html

Adorno y Horkheimer: Auschwitz y la filosofía

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2797-Video-Adorno-y-Horkheimer--Auschwitz-y-la-filosofia.html

Heidegger: La muerte

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2799-Video-Heidegger-La-muerte.html

Sartre: Lo que elegimos ser

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2563-Video-Sartre--Lo-que-elegimos-ser.html

Sartre: Conciencia intencional

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2917-Video-Sartre--Conciencia-intencional.html

Sartre: Nuevo sujeto de la historia

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2918-Video-Sartre-Nuevo-sujeto-de-la-historia.html

Filosofía Latinoamericana

http://www.encuentro.gov.ar/nota-2923-Video-Filosofia-latinoamericana.html

-------------------------------------------------------

Filosofía, aquí y ahora III (2010)

Sinópsis:

En la tercera temporada de esta serie, José Pablo Feinmann desarrolla clases magistrales de Filosofía argentina en el marco del Bicentenario. Apoyado en gráfica e imágnes de archivo, despliega las ideas que fueron desarrolladas por grandes pensadores en estos doscientos años de configuración nacional.

Conducción: José Pablo Feinmann

El programa se emite por Canal Encuenro los Jueves a las 21.00 hs.

Capítulos:

*Jueves 01/04: El Iluminismo y la Revolución de Mayo

*Jueves 08/04: El Plan de Operaciones

*Jueves 15/04: Alberdi y la Revolución de Mayo

*Jueves 22/04: Cartas a Lavalle

*Jueves 29/04: Esteban Echeverría: El Matadero

*Jueves 6/05 : Sarmiento en Chile

Repeticiones:

Jueves: 05:00

Viernes: 17:00

Sábados: 00:00

Domingos: 19:00

Lunes: 10:00

-----------------------------------------------------------

La vida según Galeano: Canal Encuentro 2008

Encuentro presenta un ciclo conducido por el escritor uruguayo Eduardo Galeano, recientemente distiguido como el primer Ciudadano Ilustre del Mercosur, donde nos acerca su personal mirada sobre Latinoamérica y el mundo.





El escritor compartirá con la audiencia ideas, relatos y varios de sus textos que recuperan historias y voces de los pueblos Latinoamericanos, ventanas hechas de palabras que nos permiten pensar pasado, presente y futuro de nuestro continente.

El consagrado escritor Eduardo Galeano nos acerca su particular manera de ver Latinoamérica y el mundo. Sus breves y contundentes relatos, van desde pequeños detalles hasta los grandes planteos que enfrenta la humanidad actualmente. El recorrido no tiene límites, la guía es la sinceridad y el asombro por los seres y las cosas.

Link La vida según Galeano - Ciclo Canal Encuentro-http://www.encuentro.gov.ar/Content.aspx?Id=2296



Link Videos de La Vida según Galeano

http://www.encuentro.gov.ar/Mediateca.aspx?Id=7

Los capítulos transcriptos son:



* Mujeres

* Niños

* Los primeros americanos

* Amares

* Los Nadies

* El Miedo manda